Aula de 2 años

Queremos que el entorno de nuestros alumnos sea atractivo para así estimularlos a través del juego y de la enseñanza lúdica. Nuestra aula de dos años es una preciosa y acogedora casita de madera que conforma el contexto perfecto para que nuestros niños desarrollen sus capacidades,  respetando siempre sus ritmos individuales. Nuestros espacios y materiales, tanto en el interior de la casita como en el exterior, están adaptados a sus necesidades para garantizar que todos participen y se sientan cómodos.

En muchos casos, para nuestros niños es su primer contacto con la escuela, por lo que trabajamos cada adaptación de manera personalizada, tanto con ellos como con sus familias, atendiendo así a las exigencias y preocupaciones de cada una.

Partimos de las necesidades y de los intereses de nuestros alumnos para que a través del cariño y de la experimentación vayan ganando autonomía a la vez que desarrollan una autoestima segura  y positiva. Para nosotros es fundamental la comunicación diaria con las familias, así como su implicación y participación en la vida escolar de sus hijos.

“Los niños y niñas no juegan para aprender, sino que aprenden porque juegan” Jean Piaget

El asombro, la espontaneidad, la creatividad, la curiosidad, las ganas de aprender y de investigar y el entusiasmo ante nuevos retos son la base de la que partimos a la hora de proponer aprendizajes, tanto emocionales como intelectuales. Las actividades ajustadas y conectadas a sus intereses y necesidades harán que se sientan seguros y capaces de disfrutar aprendiendo.

Durante esta etapa es de suma importancia propiciar el desarrollo de la autonomía, la sociabilidad, la comunicación, la expresión y la representación, pues son los fundamentos clave de un buen aprendizaje futuro. Enseñamos a los niños a ser autónomos guiándoles en su desarrollo, potenciando sus capacidades y acompañándolos para que, a través de los hábitos cotidianos, adquieran seguridad en sí mismos.

Partiendo de la investigación y la experiencia (huerto, construcción, reciclaje, etc…) se introduce al alumno en el aprendizaje significativo de los conceptos matemáticos, de la preescritura y el conocimiento de su entorno. Se trata de una educación vivencial que parte del nivel de desarrollo de cada uno y atiende a sus necesidades. El niño aprende jugando, de esta forma se favorece la construcción de aprendizajes significativos y se promueve el desarrollo de la capacidad de aprender a aprender. Entendemos que un niño sólo estará en disposición de aprender si se siente querido, aceptado y valorado tal como es.

Los niños aprenden de manera global, integrando los aprendizajes de las diferentes áreas y construyendo un tejido complejo de conexiones que será lo que les permita aprender a aprender. En este tejido podemos encontrar los hábitos de autonomía, de trabajo y de convivencia, las rutinas, los diferentes lenguajes. Este camino de aprendizaje debe ir acompañado por el gusto por el trabajo bien hecho, disfrutando del hecho de aprender y hacerse mayor.

Acompañamos al niño y a la familia en el paso del hogar a la vida escolar, para eso proporcionamos un ambiente cálido y seguro en el que el niño pueda desplegar todas sus potencialidades. Consideramos fundamental una relación estrecha, cercana y continua entre profesores y familia. Promovemos talleres, charlas, visitas y cualquier propuesta que las familias puedan aportar.

Pretendemos dar el máximo apoyo y el mejor acompañamiento a las familias en la educación de cada niño y niña, buscar la coherencia entre los dos contextos, cultivar la confianza mutua, velar por la fluidez y calidad de las comunicaciones, y establecer canales claros y conocidos de participación.

“La clave de la educación no es enseñar, es despertar.” Joseph Ernest Renaand

Durante estos años aprender es motivador en sí mismo. La curiosidad y el deseo de los niños de conocer y formar parte del mundo que les rodea, hace que sea una etapa especialmente receptiva. El aprendizaje activo, tanto individual como colaborativo, hará que nuestros alumnos “aprendan a aprender”. Queremos que desarrollen un pensamiento propio y crítico, en una sociedad participativa y solidaria para ser personas autónomas, con confianza en sus propias capacidades, ideas e iniciativas. Educamos para la vida.

El vínculo afectivo y el ambiente cálido y seguro facilitan el despertar de los aprendizajes. En esta etapa el objetivo es educar de una forma integral para la formación de personas con autonomía y libertad, capaces de vivir en una sociedad plural con respeto, diálogo y participación, utilizando la crítica y la  responsabilidad consigo mismos y con los demás.

Mediante el uso de metodologías activas, estimulamos la construcción del aprendizaje por parte del propio alumno, la creatividad y la capacidad de esfuerzo y superación, respetando las diferencias individuales y sin perder de vista la educación emocional. Creamos una atmósfera de confianza que propicia que los alumnos se sientan seguros y valorados. Esta es la base sobre la que se articula la adquisición de conocimientos.

El proceso de aprendizaje avanza en paralelo al desarrollo madurativo del niño, para que se sientan cada vez  más capaces de asumir nuevos retos, tanto a nivel individual como en grupo. La satisfacción y el gusto por el estudio y la adquisición de conocimientos, algo que comenzó como un juego, se muestra ahora como una nueva fuente de placer. El alumno necesitará de un gran esfuerzo personal que, con la guía del profesor, le llevará a descubrir lo que es capaz de hacer por sí mismo: planificar su agenda a largo plazo, recurrir al razonamiento e iniciarse en el pensamiento abstracto.

En estos años crece la importancia del grupo, de la aceptación dentro de él; debemos crear momentos para trabajar la relación con los compañeros desde el respeto y la comprensión del otro y la autodisciplina.

Adaptación y coordinación entre etapas

La adaptación a una nueva escuela es un momento  clave en la vida de los niños y por eso hay que tener un cuidado y ternura especial en el acompañamiento del primer contacto con el colegio.

La adaptación es diferente para cada niño por lo que lo más importante es saber reconocer las necesidades de cada uno de ellos y de su familia para hacer este proceso lo más sencillo y tranquilo posible. En esta tarea trabajamos conjuntamente y nos gusta que entre familia y escuela haya siempre un buen entendimiento, que dé seguridad al niño en su proceso de adaptación..

Se ofrece a las familias la posibilidad de adaptar los horarios de los primeros días en función de cómo se encuentre cada niño y consideramos que la adaptación se ha completado satisfactoriamente cuando se establezca un vínculo de afecto con los maestros y con los compañeros y la llegada al colegio sea feliz y tranquila.

Otro de los momentos más importantes en la vida de un niño es el paso de Infantil a Primaria y por esta razón cuidamos al máximo esta transición.
Consideramos fundamental la coordinación entre los  tutores de las diferentes etapas para garantizar el bienestar de nuestros niños, respetando su propio ritmo y acompañándolos en este paso.

Fomentamos, además, la relación entre todos los alumnos de diferentes edades del colegio, para que se reconozcan como iguales y se genere un ambiente de cariño y cooperación entre ellos.

Educación física

La Educación Física en nuestro colegio va mucho más allá de trabajar el deporte, las capacidades físicas básicas o las habilidades concretas. Incorporamos contenidos  motrices más como un medio que como un fin.

Damos mucha importancia al trabajo en equipo y a todos los valores que se pueden trabajar a través del deporte. Valoramos el esfuerzo por encima del resultado así como el afán y la satisfacción de superarse a sí mismo, lejos de compararse con las distintas capacidades del resto de compañeros. Cada niño tiene aquello que le hace especial y en nuestra Educación Física se puede llegar a reconocer ese algo sin necesidad de que sea una habilidad motriz.

La Educación física es posiblemente el área más transversal que existe, pues incluye contenidos de otras áreas de forma lúdica y casi inconsciente para el niño. Los niños aprenden a través del juego, se sienten cómodos en él. El juego es un formato flexible que se adapta a las capacidades e intereses de cada niño ayudándoles a relacionarse, a expresarse y a estrechar vínculos afectivos. A través del juego podemos descubrir la esencia de cada niño. A través de la Educación Física los niños se sienten más felices y más libres, ya que para ellos el movimiento es una necesidad que debemos aprovechar.

Educación musical

Entendemos la música como un lenguaje que nos permite desarrollar capacidades no dominadas por la palabra como la creación de formas, de movimientos, o la escucha e invención de ritmos y melodías. Es otro universo lingüístico y de comunicación que abre a los alumnos una ventana hacia la creatividad. Para ello, se llevan a la práctica diferentes metodologías como Dalcroze, Orff o Gordon y se trabaja desde diferentes perspectivas vinculando la música con la literatura, las matemáticas o las artes plásticas, entre otras.

En nuestro colegio consideramos que la música debe estar presente desde el inicio. A los dos años nuestros alumnos empiezan su recorrido musical. Por ello, la asignatura ofrece una amplia gama de códigos y de espacios que acompañan al alumno hasta el final de su paso por nuestro colegio.

“Education is the most powerful weapon which you can use to change the world.” Nelson Mandela

Es indiscutible que el inglés es actualmente el idioma de comunicación internacional en este mundo globalizado en el que vivimos, convirtiéndose en la herramienta que permite la relación con personas de otros países, con otras culturas. En Las Naciones somos muy conscientes de la importancia de la enseñanza de esta materia.

En la etapa de Educación Infantil:
Trabajamos con una metodología básicamente comunicativa, con clases diarias, en las que los juegos, las canciones, los cuentos, entre otras actividades permiten al niño acercarse al uso de la lengua extranjera, incidiendo en el aprendizaje del idioma como una herramienta útil en las rutinas de la vida diaria.

En la etapa de Educación Primaria:
Desde 2ºEP las clases diarias se desdoblan en grupos reducidos de 10 alumnos donde se incide en el aprendizaje útil del idioma, en un entorno comunicativo cercano a la vida real. La gramática siempre se trabaja desde el punto de vista de un contexto lingüístico y no como un contenido abstracto y carente de sentido práctico. Concebimos el aprendizaje como una actividad dinámica y activa, utilizando material audiovisual, pizarras digitales interactivas, salidas didácticas, montajes teatrales, comunicación epistolar con alumnos de centros ingleses…